Skip to content

Mailchimp presenta Quirky Rebrand

Si alguna compa√Ī√≠a de tecnolog√≠a encarna el esp√≠ritu del conocimiento de la web, entonces es Mailchimp. Desde sus inicios como proyecto paralelo a principios de la d√©cada de 2000, el servicio de marketing ha caminado la l√≠nea entre las experiencias creativas y la simple usabilidad. Mailchimp es una de esas compa√Ī√≠as que camina por la cancha, lanza un tiro por encima de su hombro, y no recibe nada m√°s que red.

Ahora, con su √ļltimo cambio de marca cortes√≠a de la agencia de marcas Collins (como siempre, junto a un equipo interno), Mailchimp ha hecho casi todo bien. Casi.

Los amantes de los chimpanc√©s se sentir√°n aliviados al descubrir que Freddie ha sobrevivido al cambio de marca, y que permanece como la marca del logotipo, aunque redibujada en una forma m√°s sencilla. Ha perdido su “M”, un poco de pelo, la oreja es m√°s simple. Esencialmente, Freddie es m√°s usable, m√°s traducible, m√°s internacional.

El elemento m√°s llamativo de la nueva marca es el nuevo color. El amarillo es dif√≠cil de dise√Īar, pero es, con mucho, el color m√°s satisfactorio cuando est√° bien, que en este caso lo es. Se utiliza para unir toda la identidad de una manera que no funcionar√≠a con algo menos atrevido.

La decisi√≥n m√°s interesante -no necesariamente en el buen sentido- ha sido la de abandonar el muy amado redise√Īo de Jessica Hische del gui√≥n original de Mailchimp. Ha sido reemplazada por una extra√Īa sensaci√≥n retro sin ritmo, y cuyas s√≠labas est√°n separadas por una odiosa “c”; extra√Īo dado que la marca est√° dispuesta a restar importancia a esa letra: ahora es “Mailchimp”, no “MailChimp”. Se ofrece una explicaci√≥n a medias sobre la incompatibilidad del gui√≥n con el logomark de Freddie. Al principio odiaba el nuevo logotipo; una hora despu√©s, me encant√≥; ahora vuelvo a odiarlo de nuevo. El logotipo parece destinado a dividir la opini√≥n, pero al menos no es un sans-serif geom√©trico.

Junto con este logotipo, Mailchimp ha adoptado Cooper Light como su tipo de letra corporativo, dando a todo un toque distintivo de los a√Īos 70.

No es ninguna sorpresa que Mailchimp se haya esforzado por mantener su singularidad, al fin y al cabo es lo que los ha hecho destacar (¬°tienen “chimpanc√©s” en su nombre!), pero lo que podr√≠a sorprender es c√≥mo se han ido los chimpanc√©s extravagantes, en particular con sus ilustraciones, que se encuentran en alg√ļn lugar entre el Dr. Seuss, y Quentin Blake, a trav√©s de Tove Jansson. Las ilustraciones en blanco y negro con un toque estrat√©gico de amarillo de marca proceden de ilustradores de todo el mundo. (Aunque no se han atribuido ilustraciones individuales, varias parecen estar en la mano distintiva de Amber Vittoria.)

Mailchimp también ha introducido un estilo de fotografía de marca que es fácil de pasar por alto en medio de la alegre ilustración. Los ejemplos de fotos están bien tomados, pero su inclusión parece superflua.

El cambio de marca es en su mayor parte excelente. La extravagancia es valiente y apropiada. La elección del color es sorprendente. El tipo es discutible. La fotografía es cuestionable. Pero el conjunto no es nada si no es divertido. El mayor éxito es que a pesar del crecimiento -más de 1.000 millones de correos electrónicos al día, 14.000 nuevos usuarios al día y 525 millones de dólares de ingresos anuales-, Mailchimp no ha perdido de vista lo que lo convirtió en una herramienta que queríamos utilizar en primer lugar.

¬ŅQu√© opinas de la nueva y estrafalaria marca de Mailchimp?

¬°Voten!
Aquí

  • O
  • votado

  • votado

Cancelar

  • Tweet
  • Compartir
  • 302

    Gorilla РMe encanta, me hace querer enviar correo electrónico

  • 191

    Babuino – Es mayormente genial, pero echo de menos el logotipo antiguo

  • 141

    Capuchino – Terrible, gracias a Dios por Slack